El arte de las Bolas Temari

Hoy te voy a hablar sobre unos peculiares adornos que hasta hace poco no eran muy conocidos fuera de Japón, pero que tienen más de mil años de historia en ese país, las bolas Temari.

Las Temaris son auténticas y espectaculares obras de arte textiles que han evolucionado desde algo tan sencillo como era una pelota de juguete casera. Originales y coloridas, únicas ya que no hay dos iguales, y sus diseños van desde los motivos más simples hasta los rompecabezas más imaginativos y complejos.

La elaboración de bolas Temari está en auge y no es muy difícil encontrar libros o vídeos sobre cómo fabricarlas, otra cosa es que sea fácil. Si quieres conocer más acerca de sus orígenes, actualidad y curiosidades, aquí te lo cuento todo.

 

 

¿Cómo están hechas?

Básicamente, se componen de tres partes: un núcleo esférico que sirve para darle forma a la pelota llamado Mari, un recubrimiento de tejido para que se pueda bordar sobre él, y finalmente una o varias capas de hilo de coser que conforman los diseños.

Actualmente, la mayoría de las Maris, son pelotas de goma, poliuretano o incluso madera. Aún así, todavía hay quién las hace por sí mismo a la antigua usanza, con pedazos de seda o tela de kimono que se van arrugando con mucho cuidado y que luego se aprietan fuertemente para darle la forma esférica perfecta.

 

bolsa temari

 

Los hilos y tejidos más comunes suelen ser de algodón, lana o lino, aunque también se utilizan hilos de seda, metálicos o de rayón para crear resultados más espectaculares.

Cuál es el origen de las Temaris

Como tantas otras artes y tradiciones japonesas, el origen de la Temari, se encuentra en China. Aunque no está muy claro, lo más probable es que, por primera vez, se usaran como pelotas para un juego de algún modo parecido al fútbol.

En el siglo VII, al igual que el budismo y muchas otras cosas, este juego se exportaría a Japón, donde las pelotas evolucionarían de forma radicalmente diferente a como lo hicieron en China, donde terminaron por desaparecer.

Evolución en Japón

El juego cambió y dejó de practicarse, para sobrevivir sólo como un pasatiempo de las niñas de la Corte Real, conocido como Onna Mari.

Sus madres comenzaron haciendo bolas de brillantes colores para que las niñas jugaran, y pronto todas las damas de la Corte comenzaron a competir entre ellas para conseguir los diseños más elaborados y atractivos presumiendo así de su destreza bordando ante príncipes y nobles.

 

bolas temari colgando

 

 

Los motivos se volvieron cada vez más complejos y refinados, con patrones geométricos o representaciones de los símbolos familiares (los kamon), a menudo flores y plantas. Así pues, entre los siglos XVII y XIX, este arte alcanzó su esplendor gracias a la aristocracia japonesa.

Más tarde, cuando los tejidos de hilo fueron más accesibles, la costumbre de hacer Temaris, se popularizó entre el resto de mujeres. En cada área de Japón se desarrollaron sus propios estilos y a través del diseño se podía averiguar su lugar de procedencia.

Bolas Temari en la actualidad

Poco a poco, el significado y motivación para fabricar Temaris ha ido cambiando desde entonces, y hoy en día también vuelven, además, a utilizarse como juguetes.

Es costumbre que madres y abuelas regalen Temaris a hijas y nietas pequeñas en el día de Año nuevo. En estas Temaris, introducen arroz o cascabeles para que sirvan como sonajeros, o también pequeños papeles con deseos de buena fortuna escritos a mano.

Confeccionar una Temari conlleva una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, con lo que regalar una se considera como un símbolo de gran amistad y cariño, y por eso, también se regalan a hermanas y amigas en bodas y otros días de especial importancia.

Motivos y Diseños

Esta es la mejor parte de estas maravillosas bolas, pues, como te decía al principio, no hay dos iguales. Los diseños de las Temaris sólo están limitados por la imaginación del artista.

Los diseños tradicionales eran normalmente geométricos y con muchos elementos inspirados en la naturaleza, hoy en día se busca cada vez más la innovación y originalidad aunque estas características permanecen.

 

pelotas temari

En algunos de los diseños de las Temaris, se pueden identificar símbolos familiares o representaciones de la naturaleza.

 

Hacer una Temari es un arte, por lo que su diseño refleja mucho de la personalidad y el gusto de la persona que la hace, de un modo similar a como se distingue el estilo de un compositor en cada una de sus partituras.

Por último, a lo mejor, te has preguntado qué tamaño tienen. Las dimensiones son diferentes de unas a otras. Las hay desde muy grandes para decorar sitios amplios, hasta minúsculas para usarlas en accesorios o joyería, pasando por medianas para adornar árboles, por ejemplo.

Curiosidades

El mundo de las Temaris está repleto de curiosidades, aquí te cuento algunas:

  • En Japón existe, desde hace unas décadas, la Asociación Temari Japonesa, que promueve y apoya la elaboración de éstas mediante exposiciones y enseñanza, incluso expide certificados de profesionalidad. Mantiene un museo en Tokio y adquiere obras de sus alumnos que luego exhibe y vende.
  • Los aficionados a este tipo de comida seguramente conozcan las Temari Sushi, que reciben su nombre por su aspecto de bolitas multicolores y que, de forma parecida a las bolas textiles, admiten todo tipo de ingredientes.

 

sushi temari

 

  • Los míticos Perros Fu que se encuentran a las puertas de la Ciudad Prohibida de Beijing y en muchos otros lugares sagrados o simbólicos de China, se representan siempre con uno de ellos sujetando una Temari en una de sus garras. Puedes leer más sobre ellos en el post: Leones Fo (Perros Fu), los guardianes de la puerta. Hay quien dice que no son Temaris, sino bolas Xiu Qiu. Yo no estoy muy segura.
  • Las bolas Xiu Qiu. Se puede decir que son el equivalente chino a las Temaris, y probablemente tienen el mismo origen. Son también unas bolas bordadas, normalmente de seda, que constituyen un símbolo de la etnia Zhuang. Son grandes como puños y suelen tener motivos de flores y aves. La principal diferencia con las Temari, es que no son del todo esféricas, sino que tienen doce caras, que simbolizan felicidad y amor durante los doce meses del año.

 

bolas xiu qiu

 

  • Las Temaris han sido popularizadas en los últimos tiempos gracias a unas fotografías publicadas en Flickr que se hicieron virales, algunas de las cuales has visto en este post. Pertenecen a una colección de casi 500 Temaris hechas todas por una anciana, que comenzó a confeccionarlas después de cumplir los 60 años. Las fotos están tomadas y publicadas por su nieta, NanaAkua, en este enlace.

Reflexión final

No deja de sorprenderme como durante más de 1400 años ha evolucionado el arte del bordado de las Temaris.

Lo que inicialmente nació como una pelota con la que jugaban los más humildes, se convirtió en una sofisticación de la nobleza, para al cabo de los siglos volver a sus orígenes como juguete para bebés y, a la vez, un arte tan importante o más que en sus antiguos tiempos de esplendor. Y siempre llevado a cabo por mujeres.

Si quieres saber más acerca de la atmósfera y la sociedad en las que se concibieron y desarrollaron las más exquisitas Temaris, te recomiendo una lectura sin igual: El cuento de Genji,  de Murasaki Shikibu. Novela romántica del siglo IX reconocida como la primera escrita por una mujer.

Será muy difícil que la encuentres, por lo que también te recomiendo sin dudarlo que te leas, si te apasiona el tema como a mí, otros dos libros (te dejo mis enlaces de afiliada de Amazon):
El mundo del Príncipe resplandeciente, de Ivan Morris. Aunque este libro no trata ni sobre esta autora ni sobre su novela sí que les dedica unos capítulos al final, además de hacer una espléndida descripción del refinado entorno cultural y social que hizo posible el desarrollo de la autora y su novela.
Y El diario de la Dama Murasaki que es un retrato íntimo de la vida de Murasaki como tutora y dama de compañía de la joven emperatriz Shoshi.

Y esto es todo por esta vez, te espero en los comentarios, Hasta la próxima!

 

Inicio » Blog » Objetos » El arte de las Bolas Temari

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te informo que los datos de carácter personal que envíes rellenando el formulario que aparece en esta página, serán tratados por Amaya Muñoz Ezcurra como responsable de esta web y estarán ubicados en los servidores de Webempresa dentro de la UE (Cuya Política de privacidad de puedes consultar aquí). Todo ello legitimado con tu consentimiento. La recogida y tratamiento de estos datos personales tiene como única finalidad la moderación de comentarios. Podrás ejercer en cualquier momento tus derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales dirigiéndote a la dirección de correo electrónico: administrador@goodsfromfar.com