En este momento estás viendo El extraño caso del Ginkgo Biloba

Muy pocas especies de este planeta pueden presumir de haber recorrido el camino inverso a la extinción. El inusual Ginkgo Biloba es una de ellas. Hoy se le puede ver en algunos jardines y calles de toda Europa y América y goza del privilegio de ser considerado tanto el árbol nacional de China como el emblema de la ciudad de Tokio, pero hace apenas trescientos años las cosas eran muy diferentes para el viejo Ginkgo.

Una reliquia de otro tiempo

Contemporáneo de los dinosaurios del Jurásico, la ciencia occidental lo consideraba extinto desde hacía millones de años, hasta que en 1690 fue encontrado en el recinto sagrado de un templo japonés. Pronto otros Ginkgos fueron descubiertos en China y Japón, pero según parece, ninguno en estado salvaje.

Hoy se sabe que durante más de mil años había sido preservado en remotos templos y monasterios de las montañas chinas, donde monjes budistas y sabios taoístas conocedores de sus propiedades beneficiosas, lo veneraron y lo emplearon en la preparación de elixires y medicinas.

Desde su redescubrimiento, el Ginkgo ha sido muy utilizado como árbol ornamental, no sólo en ciudades y jardines de todo el mundo, sino como no, en las artes clásicas japonesas como el Ikebana, los bonsáis o incluso la ceremonia del té donde sus frutos se utilizan como edulcorante y postre y su madera como materia prima para utensilios de calidad. De hecho, la hoja del Ginkgo es el símbolo de una de las escuelas de té, la Urasenke.

El caso del Ginkgo es una paradoja que todavía no se ha podido explicar, pues a pesar de ser un árbol extraordinariamente fuerte y longevo, hubiera desaparecido de la faz de la Tierra de no ser por la intervención del Hombre.

¿Árbol Inmortal?

Y es que si bien se suele decir que un Ginkgo puede llegar a vivir más de 3000 años, lo cierto es que todo apunta a que este árbol es virtualmente inmortal. Un Ginkgo no deja nunca de crecer y a medida que lo hace, se fortalece y sigue siendo igual de fértil y sano que de joven.

Por si eso fuera poco, es extremadamente resistente a las enfermedades y a los insectos; prospera sin problemas en ambientes con altos niveles de contaminación atmosférica y es uno de los pocos seres vivos conocidos que ha sobrevivido a una explosión nuclear.

el gingko de hiroshima

Seis Ginkgos Biloba que fueron aparentemente desintegrados por la explosión de la bomba atómica de Hiroshima (el más famoso de ellos apenas a 1000 metros del epicentro de la detonación), revivieron al cabo de un año, mientras que todo lo que había a su alrededor quedó completamente arrasado y contaminado por la radiación.

El misterio del Ginkgo

Así pues, es un misterio sin resolver como el robusto Ginkgo pasó de poblar los bosques de la Tierra como testigo de los últimos dinosaurios a desaparecer casi por completo. Para después de la última glaciación, su hábitat había quedado reducido a recónditos santuarios en las profundidades de los bosques del suroeste de China, donde todavía se debate si los pocos árboles que existen fueron allí plantados por los propios monjes que los habían descubierto siglos atrás.   

Tampoco está muy claro porqué fue acogido entre los muros de los monasterios pero sus usos en la medicina tradicional china y las creencias taoístas sobre la longevidad y la energía pudieron tener mucho que ver.

El Ginkgo en las antiguas leyendas

En las antiguas leyendas chinas son habituales las historias de Sabios y eremitas, a veces convertidos en inmortales, que se refugiaban en las montañas alimentándose únicamente de los elixires y preparados secretos que elaboraban a base de hierbas, semillas, raíces o cortezas. Quizás algunos de estos eremitas pudieron haber descubierto a los últimos ejemplares de Ginkgo vivos y los habrían cultivado salvándolos así de la desaparición.

Además, tanto budistas como taoístas sentían especial respeto por los árboles muy antiguos, que eran reverenciados por su edad. El conocimiento de la longevidad del Ginkgo lo debió de hacer especialmente respetable en la religión taoísta, que identificaba la inmortalidad como una consecuencia de la virtud alcanzada sólo por los más sabios.

De hecho, el Ginkgo, que es una especie dioica (hay ejemplares macho y ejemplares hembras diferenciados), es para el taoísmo un símbolo de la dualidad, del yin y el yang.

Según las creencias taoístas, toda la creación está impregnada y forma parte de una energía llamada Qi o Chi. Esta energía que está presente en el ser humano, debe ser renovada y alimentada para un correcto funcionamiento físico, emocional y espiritual. Estas mismas creencias aseguran que los árboles son grandes catalizadores de esta energía capaces de transformarla y cederla, más cuanto más longevos y grandes sean y postulan que la energía que emana de cada especie de árbol tiene diferentes efectos sobre el ser humano.

Hoy día, estas creencias han sido difundidas por el conocido autor Sino-Tailandés Mantak Chia, que en alguno de sus libros sobre el Chi-Kung y el Tao curativo explica cómo establecer comunicación a nivel energético con los árboles. Esta es sin duda otra de las razones por las que el Ginkgo pudo haber sido rescatado de la extinción y conservado en los monasterios.

Ingrediente de elixires legendarios

Parece ser que no solo la tradición taoísta conocía las propiedades medicinales de los Ginkgos. Mucho antes que ellos y más al oeste, los arios precursores de las civilizaciones hindú y persa pudieron haber conocido este árbol y haber hecho uso de él para elaborar un legendario elixir: el Soma.

“Hemos bebido soma y nos hemos vuelto inmortales; hemos alcanzado la luz y descubierto a los dioses. Ahora qué puede hacer la malicia de nuestros enemigos para hacernos daño. ¿Qué, oh inmortal, engaño mortal del hombre?”

Rig Veda

Hoy día se cree que el extracto de las semillas pudo ser uno de los ingredientes principales del mítico “Soma”, la bebida divina que según los antiguos textos védicos y persas procuraba la inmortalidad. El equivalente oriental a la Ambrosía de los dioses griegos.

El Soma se convirtió en parte de la cultura popular gracias a la novela “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, que describe un futuro distópico de la humanidad donde una sociedad tecnológicamente avanzada es manipulada a través del placer, representado por la ingesta de Soma y las distracciones de los medios de comunicación.

En realidad poco se sabe del Soma, y hay muchas teorías acerca de lo que pudo ser o cuáles eran sus ingredientes, pero bien pudiera ser que la desaparición de los últimos Ginkgo que existieran al alcance de los brahmanes fuera la causa de la desaparición del Soma y del olvido de su fórmula.

gingko milenario

En la provincia china de Xi’an, en las montañas de Zhognan existe un templo de Kuan-Yin, donde vive un Ginkgo de más de 1400 años de edad y 40 metros de altura. Todos los otoños atrae a miles de turistas para observar el espectáculo de la caída de sus hojas y los monjes tienen que establecer un límite de 3000 personas por día para poder visitarlo.

La caída de las hojas intensamente amarillas de los Ginkgos, a diferencia de otros árboles, se produce de golpe y da lugar a impresionantes tapices amarillos y lo que parecen nevadas de color.

Ginkgo Biloba, medicina tradicional y ciencia

Sea como fuere y ciertas o no estas leyendas, lo cierto es que la ciencia occidental se interesó rápidamente por las cualidades y los usos medicinales del Ginkgo, que todavía siguen siendo objeto de multitud de estudios y experimentos.

Y es que los tratados de medicina tradicional prescribían innumerables usos para el extracto de Ginkgo, las semillas y las hojas, como por ejemplo:

  • Para tratar la tos y el asma.
  • La irritación de la vejiga  y los flujos uterinos también eran aliviados con la ingesta de semillas.
  • Beneficios en la circulación de la sangre y el aparato respiratorio.
  • Aplicación de ungüentos a partir de las hojas para el tratamiento de las afecciones de la piel y heridas, especialmente en la cabeza.
  • Como astringente para combatir la diarrea.
  • También se consideraba que su extracto tenía cualidades afrodisíacas.
nueces japonesas

Los frutos del Ginkgo sólo son producidos por árboles hembras y tienen la peculiaridad de que su revestimiento carnoso huele especialmente mal. Por ello, en jardines y avenidas sólo suelen plantarse árboles machos. Sin embargo, una vez retirada la maloliente capa exterior, las nueces extraídas son empleadas en multitud de postres. Por ejemplo en Japón, se sirven para tomarse cuando se bebe sake y en China se tuestan para comerse en las bodas y otras fiestas como una exquisitez que ayuda a la digestión y a combatir los efectos del alcohol.

Sin embargo, como sucede a menudo con todas las medicinas de origen natural, hay todavía cierto escepticismo respecto a la efectividad o incluso conveniencia de la administración de los preparados modernos en base al Ginkgo. Pero también hay muchos estudios a favor de su uso y en algunos lugares como Alemania, se llega a recetar por el sistema de salud pública.

A día de hoy y tras mucha investigación, el consenso es que el extracto de Ginkgo tiene tres efectos principales sobre la salud:

  • Mejora el flujo a la mayoría de los tejidos y órganos.
  • Antioxidante.
  • Como prevención de coágulos.

También se ha demostrado que el consumo de Ginkgo Biloba combate la progresión del Alzheimer, aminorando la pérdida de memoria y otros síntomas relacionados.

pastillas de gingko biloba

Ver en Amazon

Los extractos de Ginkgo se comercializan como nootrópicos naturales, sustancias de origen natural con efectos potenciadores sobre las capacidades cerebrales. En concreto, se cree que el Ginkgo potencia la memoria y facilita la concentración, características que de seguro le hicieron ser muy apreciado por los monjes que antaño lo cultivaron.

Ginkgo Biloba, único de su clase y símbolo de esperanza

Único de su tipo, se suele decir del Ginkgo Biloba que es un fósil viviente, la planta de semillas más antigua de la Tierra, una reliquia del Jurásico salvada misteriosamente de la extinción tras los muros de antiguos templos escondidos en las montañas.

El Ginkgo es un árbol diferente que todavía se sigue estudiando y que no deja de asombrar a la ciencia, ya sea por su ADN tres veces más largo que el del ser humano; por su capacidad de resistencia extrema; o por su recientemente descubierta capacidad para cambiar de sexo.

gingko biloba

Además el Ginkgo es bello, sus extrañas hojas en forma de mariposa tienen tonalidades muy intensas y sus poderosos troncos adornan ya avenidas en algunas de las ciudades más importantes del mundo.

Por último, al Ginkgo se le conoce como el árbol de la esperanza. Por haber sobrevivido a la locura de la bomba atómica, porque a partir de sus extractos puede que se desarrollen nuevas medicinas para algunas de las enfermedades más nefastas del ser humano y por ser un símbolo de la lucha contra la extinción de las especies.

Descárgate totalmente gratis mi ebook: “20 Símbolos de Oriente”, con 42 páginas de contenido original para sumergirte en la historia, leyendas y actualidad de los símbolos más interesantes de Oriente.

Descargar

ebook gratuito

Por cierto, este blog está alojado en los servidores de Webempresa. Si estas pensando en montar una web, te lo recomiendo sin dudarlo. Puedo asegurarte que el servicio y el soporte al cliente son excelentes.

Inicio » Blog » Otros » El extraño caso del Ginkgo Biloba

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Maria Monroy

    Me pareció muy bueno saber todo esto acerca de este árbol maravilloso Gracias por la informacion

  2. Rosario Roiz

    Historia fascinante de un árbol sobreviviente la extinción de las especies del jurásico y de la destrucción de la bomba atómica. En verdad es un árbol de la Esperanza.
    Gracias por la información.

Deja una respuesta

Te informo que los datos de carácter personal que envíes rellenando el formulario que aparece en esta página, serán tratados por Amaya Muñoz Ezcurra como responsable de esta web y estarán ubicados en los servidores de Webempresa dentro de la UE (cuya Política de privacidad de puedes consultar aquí). Todo ello legitimado con tu consentimiento. La recogida y tratamiento de estos datos personales tiene como única finalidad la moderación de comentarios. Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales dirigiéndote a la dirección de correo electrónico: administrador@goodsfromfar.com