En este momento estás viendo Gong, el poder del sonido

El antiguo y vibrante sonido del gong no sólo evoca misterio y solemnidad oriental, sino que muchos aseguran que tiene efectos beneficiosos sobre cuerpo, mente y espíritu.

Y es que ahora que la ciencia moderna está demostrando mucho de lo que antiguas tradiciones orientales ya decían, las terapias de sonido mediante gongs tienen cada vez más seguidores.

El gong ha regresado a Occidente para quedarse, pero como algo más que un exótico adorno de salón. Ha llegado la edad dorada del gong.

Simbolismo del gong

No se conocen con certeza los orígenes del gong, aunque se supone que es tan antiguo como el bronce del que está hecho, por lo que culturas y tradiciones inmemoriales ya debieron conocerlo y utilizarlo.

Su impresionante sonido sirvió tanto para transmitir alarmas y mensajes a grandes distancias, como para infundir temor reverencial ante la presencia de los dioses en los templos y recintos sagrados. No es difícil imaginarse a un sumo sacerdote haciendo tronar un gong desde lo alto de una escalinata, frente una audiencia que se postra sobrecogida.

El poder terrenal imitó al espiritual y también utilizó el sonido del gong como señal de grandeza. Las audiencias y el paso de los emperadores y altos dignatarios chinos eran precedidos por mazazos de gong que inmediatamente hacían reinar el silencio y dirigir toda la atención hacia ellos.

gong

Ver en Amazon

El resonar de un gong ha servido desde siempre, para anunciar a los poderosos y a lo sagrado, por lo que su sonido lo asociamos inconscientemente tanto a la fuerza y el poder como a la mística y la reverencia. Hoy en día lo seguimos empleando en eventos deportivos o ceremonias de especial relevancia, donde actúa como un símbolo de los fuertes y los triunfadores.

Tal es el poder del gong que cuando suena es capaz de parar de golpe los pensamientos y acalla hasta las mentes más distraídas, cualidad que sin duda encontraron de mucha utilidad las religiones y disciplinas orientales.

Gong y Meditación

De este modo, budistas, taoístas e hindúes de diferentes ramas y sectas han utilizado el gong para marcar el comienzo de rituales, sesiones de meditación o llamar al silencio y el recogimiento. Y más allá que eso, el gong ha servido como instrumento para inducir al trance y la meditación profunda.

Y es que no es ningún secreto que el sonido es una herramienta muy efectiva para provocar estados alterados de conciencia. Todos lo hemos experimentado a pequeña escala cuando una canción nos ha provocado una emoción, o una melodía ha estimulado nuestra imaginación y nos ha transportado a otro tiempo y lugar. Sólo el olfato puede superar al oído en la evocación de imágenes y sensaciones.

Del mismo modo, determinados sonidos tienen la capacidad de predisponer o modificar nuestra mente para ciertos procesos, que es justo lo que hacen gongs y cuencos tibetanos cuando son afinados y empleados de la manera adecuada.

Por poner otro ejemplo, hace tiempo que está demostrado que los pulsos binaurales causan la aparición de las ondas cerebrales características del sueño, así como que favorecen los sueños lúcidos y, según algunos, que potencian la intuición o predisponen a la hipnosis. Hoy en día hay técnicas modernas de meditación que se basan en estos sonidos.

mevlevi

Los famosos derviches giratorios turcos, que son una orden de sufíes (místicos musulmanes), también utilizan el sonido en una ceremonia de meditación en movimiento llamada Sama que simboliza el  baile de los planetas y a través de la cual entran en éxtasis.

El poder del sonido

Más allá de todo lo anterior, en el ámbito del budismo tibetano y del hinduismo, el sonido tiene poder creador. De hecho, para los hindúes la primera manifestación de la creación fue el sonido Om, del que emanaron el resto de las cosas.

Según ellos, su vibración todavía persiste por todo el cosmos, aunque sólo es audible para los yoguis más avanzados. A través del gong sin embargo, se dice que se puede replicar de algún modo el eco de ese sonido primordial.

“Quien conoce el secreto de los sonidos, conoce el misterio del universo entero”.

Hazrat Inayat Khan. Místico sufí.

Además no sólo está el Om, profundizando en estas enseñanzas aparecen otros mantras secundarios cuyos sonidos se denominan simiente que se encuentran relacionados con los chakras, los centros de energía sutil del cuerpo.

La vibración producida por la pronunciación continuada de estos mantras se cree que “energiza” o activa estos centros, produciendo efectos en una dimensión superior que tienen su reflejo en el cuerpo físico.

Este es el fundamento de los conocidos como baños de gong: “bañar” el cuerpo con una serie de vibraciones sonoras cuyas frecuencias se han determinado para emular estos mantras, y producir los efectos físicos y mentales que se les atribuyen.

Baños de gong

En estas sesiones de terapia sonora hay un “maestro de gong” que instruido en estas enseñanzas, utiliza varios gongs mientras los asistentes permanecen tumbados recibiendo las vibraciones y concentrándose en nada más que el sonido que les envuelve.

El sonido sostenido durante un largo rato de los diferentes gongs, tiene la cualidad de penetrar en la mente y despejarla por completo. El oyente sencillamente concentra toda su atención en el sonido hasta que su conciencia se diluye en él, es decir, lo utiliza como soporte de concentración o meditación.

gong

El gong también es en China un símbolo de éxito y fortuna, por lo que allí existe la costumbre de grabar en su superficie los caracteres “Tai Loi”, que se traducen como “La llegada de la felicidad”.

Los que han probado estas terapias aseguran experimentar una especie de desmaterialización, una disolución del Yo en el sonido, así como otras sensaciones parecidas a las descritas por yoguis y ascetas en estados de trance: sensación de levitación, paz interior inmensa y pérdida por completo de la noción del tiempo.

Es habitual que al finalizar una de estas sesiones, uno piense que han pasado diez minutos cuando realmente han pasado cuarenta y cinco o viceversa.

Finalmente, si creemos lo que la medicina tradicional china o el kundalini yoga nos cuentan, estos baños sonoros, al presionar sobre los meridianos según unos o reequilibrar los chakras según otros, se produce una armonización de las energías interiores que facilita el camino a una transformación que se manifiesta en mejores condiciones de salud física y mental.

Tipos de gongs

Cada gong tiene su propio sonido característico, que depende de su tamaño y manufactura, pues no sólo los hay de diferentes tipos sino que a veces, siendo productos artesanales como son la mayoría, cada gong es único e irrepetible y habrá ciertos matices de sonido que sean únicos en él.

Para que un gong se pueda tañer, tiene que estar o bien suspendido en vertical, o como en el caso de los indonesios utilizados en las orquestas gamelán, tumbado. Para ello tiene que haber un soporte, que unas veces viene por separado y otras está incorporado. En este último caso el soporte por sí solo puede constituir una obra de arte en sí misma.

Y cuidado, porque a veces, se venden gongs cuyo propósito es exclusivamente ornamental. Aunque también pueden sonar, no son los más indicados para ello. Se suelen reconocer por los diseños elaborados sobre su superficie que además suele ser extremadamente lisa.

Los principales tipos de gongs serían:

  • Chau Gong. (Ver aquí)También llamado “Ojo de Buey” o tam-Tam chino. Originario de la provincia china de Wuhan, es característico por el bordeado y círculo negro de su interior. Se utiliza junto con un mazo suave y grande. Son potentes, especialmente en un tono concreto que resuena junto con otros armónicos más sutiles.
  • De Viento o Feng Gong. (Ver aquí)Más delgado que el Chau, tiene un sonido con muchos más matices que este último. Estos gongs se inclinan hacia los bordes y son típicos de rituales y ceremonias.Pueden usarse con mazo o baqueta.
  • Hu Yin o Gong Tigre. (Ver aquí)Es similar en aspecto al de Viento, pero más pequeño. Su sonido recuerda al rugido de un tigre, sólo que permite muchas maneras de tocarse que producen sonidos más suaves.
  • Bao Gong. (Ver aquí)Este es diferente de los otros gongs chinos porque en su centro tiene una elevación que es donde debe golpearse.Su sonido tiende a ser claro y menos complejo que el de otros tipos.
  • Tailandeses. Son los que se pueden encontrar en los templos de todo el sudeste asiático, no sólo en Tailandia, donde se utilizan en los hogares para alejar a los malos espíritus. Estos gongs están mucho más afinados a un tono que los chinos por lo que son ideales para prácticas meditativas.
  • Tibetanos. Los más típicos se doblan en ángulo recto por su borde y tienen un saliente en el centro.
gong tailandes

La forma y los diseños de un gong tailandés son como un mándala. Uno puede simplemente mirarlo y sentir la invitación que hace a entrar en él, a entenderlo como un contenedor de energía, como una representación mística del universo.

Gongs planetarios y la octava cósmica

Además de estos otros, es posible que hayas visto algunos con un símbolo extraño grabado en su centro, como por ejemplo: “♃”  o este ”♁”. Estos son los símbolos de los planetas, el Sol y la Luna.

Son los llamados gongs planetarios, una clase de gong, normalmente del tipo Chau, que han sido afinados a una frecuencia muy concreta, la de las órbitas de los planetas según la octava cósmica. Muy utilizados en los baños de gong.

Básandose en las ideas de los antiguos griegos, que imaginaron la música de las  esferas y las creencias hindúes respecto del sonido; el matemático suizo Han Cousto, desarrolló en 1978 (después de una visión producida al ingerir unos hongos psicotrópicos) una fórmula para asignar a cada planeta y astro importante del sistema solar una frecuencia dentro del rango audible.

A esta fórmula la denominó la octava cósmica y con los tonos resultantes de sus cálculos se fabrican diapasones y gongs sintonizados específicamente. Cada planeta tiene su tono y a él le asigna colores y chakras específicos sobre los que supuestamente el tono correspondiente actúa con mayor eficacia.

Por ejemplo, a Venus, se le asigna el color amarillo anaranjado y el chakra del tercer ojo. En la web de la octava cósmica puedes oír como suenan cada uno de los planetas. (Venus ♀).

baños de gong

La octava cósmica tuvo un éxito rotundo desde el primer día en círculos de new age y es utilizada por grupos musicales que se encuadran dentro de este estilo. Al margen de sus supuestas propiedades, las sinfonías producidas con estos tonos tienen un aire misterioso y profundo innegable. Un gong sintonizado puede ser prohibitivo en precio, por lo que en su lugar se suelen utilizar diapasones.

Síntesis

A finales del siglo XIX los gongs llegaron a Europa y América desde el Este como objetos decorativos coloniales y poco más, aunque desde el principio se captó su esencia ceremonial y su simbolismo asociado al éxito y al poder.

Hoy sin embargo, los gongs han resurgido en un contexto totalmente diferente. La ciencia convencional parece confirmar experimentalmente lo que ya decían con otras palabras los yoguis y taoístas antiguos, y además o justo por eso, hay un creciente interés por las artes y ciencias orientales antiguas.

gongs

Así pues, aunque sólo sea desde un punto de vista totalmente escéptico, los gongs tienen un alto valor decorativo y musical por sí solos y si además se examinan desde una perspectiva más espiritual o esotérica, son verdaderas herramientas de ayuda para la elevación de la conciencia.

Hasta otra!

Descárgate totalmente gratis mi ebook: “25 Mudras en tus manos”, una guía práctica para conocer a fondo, realizar y beneficiarse de algunos de los mudras más importantes.

Descargar

mudras

Deja una respuesta

Te informo que los datos de carácter personal que envíes rellenando el formulario que aparece en esta página, serán tratados por Amaya Muñoz Ezcurra como responsable de esta web y estarán ubicados en los servidores de Webempresa dentro de la UE (cuya Política de privacidad de puedes consultar aquí). Todo ello legitimado con tu consentimiento. La recogida y tratamiento de estos datos personales tiene como única finalidad la moderación de comentarios. Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales dirigiéndote a la dirección de correo electrónico: administrador@goodsfromfar.com