Existen cientos de variedades de piedras que van desde las preciosas hasta las más comunes. En el término medio, entre las clasificadas como semipreciosas, podemos encontrar auténticos tesoros para la decoración. Ya sea en su forma natural o como materia prima de adornos y objetos, la piedra aporta elegancia y solidez y además tiene la ventaja de ser el material más natural y duradero.

Siempre es un acierto utilizar cristales como elemento decorativo, éstos nos conectan con la esencia de la Tierra, así se ha entendido desde la antigüedad.

Por ello, en esta web, dedicada a los objetos decorativos orientales, no pueden faltar aquellos hechos con las piedras más clásicas de Oriente. Aquí te dejo una selección de adornos y complementos que no podía dejar pasar. ¡Escoge tú, tu piedra favorita!


Jade

El Jade es un clásico en la confección de objetos decorativos y de todo tipo, y no sólo en Oriente, sino en Mesoamérica también. Esta es quizás una de las piedras de la que más variedades podrás encontrar, con muchos colores donde escoger y calidades que van desde las más asequibles hasta las que rivalizan con las piedras preciosas más caras.

jadeita

Jade es el nombre genérico con el que nos referimos a dos piedras distintas aunque parecidas: La Nefrita y la Jadeíta.

La nefrita es más común y, por lo general, menos valiosa que la jadeíta, que suele tener colores más vívidos y es algo más translúcida. Sin embargo algunas piezas de nefrita pueden llegar a valer mucho más que algunas jadeítas.

Los colores más apreciados en jadeítas son el verde imperial y el azul olmeca, mientras que en la nefrita el más valorado es el blanco.

Hoy en día, los yacimientos más importantes, por la cantidad y la calidad de su jade, se encuentran en Birmania y Guatemala, aunque también existen otros de menos renombre en muchos otros lugares.

Si quieres un ambiente de inspiración china o de la América precolombina, no te puede faltar algo de Jade.


Lapislázuli

También conocida como la Piedra de los Faraones y considerada uno de los siete tesoros del Budismo. De lapislázuli está hecho el Buda de la Medicina y con él se han hecho amuletos los reyes y los poderosos desde la más remota antigüedad.

Bloques y grandes piezas de Lapislázuli

Bloque de lapislázuli afgano

Su nombre proviene del Latín (“Lapis”, piedra) y del persa ( “Lazvard”, Azul).

Se extrae de minas en Afganistán y Chile y en menor medida de Siberia y Estados Unidos. Las minas de Sar-e-Sang la noreste de Afganistán, llevan 6500 en años en activo y son las mismas que abastecieron a Egipto, Persia y el resto del mundo antiguo.

Sólo en el siglo XX fueron descubiertos nuevos yacimientos, siendo los más importantes los de Flor de los Andes en Chile.

Cuando adquieras un lapislázuli procura siempre saber cuál es su procedencia, como una prueba más  de su autenticidad.

Para el feng-shui, esta piedra es la encarnación del potencial no realizado y lleva en sí misma el poder del nacimiento y el renacimiento. Según esta filosofía, debe colocarse en el norte de la casa y en el área de trabajo para garantizar un flujo de energía equilibrado.

Cuentas y pequeñas piedras de Lapislázuli

corazón de lapislázuli

El lapislázuli es una roca compuesta por diversos minerales en diferentes proporciones, siendo los más predominantes:

  • Lazurita. Responsable de su color azul.
  • Calcita. Presente como vetas blancas.
  • Pirita. En forma de un punteado dorado a modo de pequeñas estrellas.

Dependiendo de su origen los hay de diferentes tonalidades, siendo las piezas más apreciadas aquellas de un azul ultramar intenso salpicado con partículas de pirita repartidas de forma más o menos regular.

Sin embargo, demasiada pirita  y grandes vetas blancas de calcita, le restan estética y por tanto, rebajan su valor.

De esta piedra se dice que ayuda a la meditación, a clarificar la mente y a protegerla frente a los ataques. Para los tántricos sirve para desbloquear los chakras y potenciar el tercer ojo.

En el blog puedes encontrar más información relacionada en:


Aventurina

Más abundante y con una gama de colores muy similar, este cristal ha sido utilizado desde la antigüedad como el sustituto del Jade, especialmente en la India, donde sigue habiendo grandes depósitos de este piedra. Por ello, se le conoce también como Jade Indio o Ágata de la India.

En realidad se trata de una variedad de cuarzo que contiene impurezas o inclusiones en su interior. Dependiendo de la naturaleza de estas inclusiones se dan los diferentes colores de aventurina: anaranjado, blanco, azul o verde.

Esta piedra suele ser opaca y a veces un poco más translúcida, lo que la confiere mayor valor, sobre todo si además es azul, que es el color más escaso en la naturaleza. El verde es también muy apreciado y a diferencia del azul, es menos tratado artificialmente ya que es mucho más abundante.

Debido a su ligera transparencia y sus bonitas tonalidades, la aventurina se corta y pule como una piedra preciosa para confeccionar joyas y adornos, pero gracias a su bajo coste también se utiliza como piedra ornamental o para realizar figuras y estatuillas.

aventurina verde

Por las propiedades que se le atribuyen en el ámbito de la gemoterapia, el esoterismo e incluso el Feng-Shui, la demanda de esta piedra está en auge y se vende con muchos propósitos:

  • En talismanes concebidos para atraer la suerte y los encuentros fortuitos, normalmente en forma de péndulo.
  • Se relaciona con el chakra del corazón y por tanto se utiliza en meditaciones y curas orientadas a estabilizar emocionalmente y proporcionar equilibrio mental.
  • Antiguamente se usaba como facilitadora de la fertilidad mediante baños donde se sumergían estás piedras.
  • Hoy se dice que protege contra el exceso de radiaciones a las que estamos sometidos y que combate el estrés.
  • Y finalmente, para la geomancia china del Feng-Shui, la aventurina aporta paz y equilibrio a la habitación donde se ubica y es útil para absorber la energía de la madera donde esta se encuentra en exceso.

Otras

De acuerdo con la temática de esta web, aquí podrás encontrar piedras y objetos hechos de minerales y piedras clásicas de Oriente. Todas y cada una de ellas cuentan con sus propias cualidades, anécdotas e historias. Para aprender más sobre ellas, visita el blog, porque en él las iré dedicando entradas.

Inicio » Inicio » Piedras