¿Qué fue de la Mirra?

Se dice que la mirra valía siete veces su peso en oro y que antiguos faraones organizaron peligrosas expediciones en su busca. Desde los confines de Arabia y desde más allá de Egipto, la mirra viajaba miles de kilómetros por tierra y mar al este y al oeste.

Tal era su valor que los evangelios nos cuentan cómo los Magos de Oriente la ofrecieron como tributo al que tenían como Rey de reyes. Sin embargo, la que antaño fue considerada un lujo, hoy en día nos pasa desapercibida y para muchos es una sustancia completamente desconocida.

Qué es la mirra, para qué se usa y muchas curiosidades es lo que hoy te encontrarás en este post.

 
sacos de mirra natural
 

 

¿Qué es la mirra?

Compuesta por granos y trozos irregulares de color amarillo parduzco y textura gomosa, la mirra, a simple vista es muy difícil de distinguir del incienso natural. En ambos casos se trata de las resinas secas de árboles similares que crecen en las mismas regiones de Asia y África.

Pero mientras que el incienso natural se puede extraer de al menos cuatro especies de árboles diferentes, la mirra sólo se obtiene en menores cantidades del espinoso, retorcido y escasísimo árbol “Commiphora myrrha” más conocido como el árbol de la mirra.

Usos y propiedades

Medicinales

La mirra fue un producto muy codiciado en todas las civilizaciones de la antigüedad, pues se utilizaba como medicamento natural para tratar una gran cantidad de afecciones. Algunos usos conocidos fueron:

  • Como anestésico. En Roma se mezclaba con vino y se ofrecía a los condenados a muerte a modo de narcótico. Se cuenta que este brebaje fue ofrecido a Jesús que lo rechazó justo antes de la crucifixión.
  • Como coagulante. Los soldados griegos la llevaban encima para cortar las hemorragias de las heridas del combate.
  • En la medicina China, donde se la conocía como Mo Yao, se usaba para curar enfermedades del hígado y del bazo y junto con el el jade para purificar la sangre y aliviar el riñón.
  • En la India, el ayurveda (medicina tradicional) la utilizaba como remedio contra la artritis.
  • Todavía hoy, en Etiopía es costumbre masticarla para mantener unos dientes y las encías sanos.

Aunque estos usos medicinales de la mirra fueron gradualmente desplazados por el empleo de  medicinas más modernas, está demostrado que la mirra tiene ciertos poderes antiinflamatorios y antisépticos y por eso hoy sigue siendo ingrediente de algunas pastas dentífricas, pomadas, aceites, jabones y sales.

 
aceite esencial de mirra

Ver en Amazon

Estos aceites esenciales se emplean junto con sales de baño o en quemadores de aceite, pudiendo mezclarse con otras esencias. Con una sola gota de este aceite se puede cambiar por completo un aroma.

Aromáticos y Rituales

Sin embargo, el valor de la mirra no procedía sólo de sus poderes curativos, sino que era muy apreciada por el olor de su humo al quemarla, considerado embrujador y exótico.

Un olor, que se describe como dulce y persistente, sutilmente especiado, cálido y a la vez muy refrescante. Al respirarlo, recuerda a los templos orientales y transporta la mente a lejanos lugares de agradable clima suave.

A solas o junto con incienso, se quemaba como parte de ritos funerarios o para honrar a los dioses. De un modo más práctico, también se utilizaba por sus propiedades antisépticas para embalsamar cadáveres, como hacían los sacerdotes egipcios con las momias a fin de preservarlas y purificarlas en su viaje al más allá.

En Oriente, se ha utilizado desde siempre el humo de la mirra como una ayuda en la meditación. Respirar su aroma, favorece la concentración. De hecho, en la aromaterapia, se indica como un calmante para combatir el estrés.

Extracción y Ruta del Incienso y la Mirra

Algo que no ha cambiado con los siglos es la procedencia y el modo en que se obtiene la mirra.

El árbol de la Mirra

En ausencia de plantaciones, la recolección no puede hacerse en grandes cantidades y queda reducida a las pocas regiones desérticas donde crece el árbol de la mirra, que ni siquiera en el siglo XXI son de fácil acceso. Yemen y Omán al sur de la península arábiga y los países del Cuerno de África: Etiopía, Eritrea y Somalia y en menor medida también se encuentra en Turquía.

 
árbol de la mirra en el desierto
 

El nombre científico del árbol de la mirra es “Commiphora mirra”. Por un lado “commiphora” es una latinización del griego “-kommi” y “-phoros” que significa “lleva goma”. Por otro, mirra es una palabra que deriva de lenguas semíticas (como el hebreo o el árabe) que significa “amargo”. Es decir que este es un árbol cuyo nombre significa: “que lleva goma amarga”.

Para obtenerla, se practican cortes en el tronco y en las ramas de un modo muy similar a como se hace con otras resinas como el urushi, sólo que en este caso la savia obtenida durante las primeras semanas se desecha para recolectar sólo la de mayor calidad.

En el mejor de los casos, cada árbol llega a proporcionar hasta diez kilos de mirra al año.

Ruta del incienso

Desde sus remotas fuentes, las caravanas de camellos atravesaban algunos de los desiertos más inhóspitos del planeta, como el de Rub-al Jali, o el del Sinaí. Partían en barco hacia la India para llegar a China y viajaban a las ciudades de Petra y Damasco para acabar en Grecia y Roma.

Eran las Rutas del incienso y la mirra, fuentes de un lucrativo comercio del que dependían en exclusiva ciudades enteras.

A la vista de sus cualidades y de su coste, no es de extrañar que algunos intentaran conseguirla por otros medios, como ocurrió con el intento fracasado de la Faraona Hatsethpsut, de la XVIII dinastía, cuando ordenó llevar a Egipto semillas y árboles de mirra.

 
dibujos en el templo de Amón de Deir el-Bahari

Las semillas no prosperaron y los árboles se secaron, pero el acontecimiento quedó inmortalizado para siempre en las inscripciones del templo de Amón en Deir el-Bahari.

Simbolismo

Muerte y vida después de la vida

Al ser usada en funerales y enterramientos, la mirra se asociaba con la muerte y el más allá (de eso se vale el esoterismo actual que la recomienda para alejar a los malos espíritus), pero también con lo divino.

El ejemplo perfecto de ello es que los egipcios creían que la mítica ave fénix, antes de morir se refugiaba en Arabia, donde preparaba un huevo de Mirra en el que posteriormente se introducía para arder en llamas y resurgir de sus cenizas.

Erotismo y belleza

Sin embargo otro simbolismo no menos importante era el que relacionaba a la mirra con el erotismo y la belleza.

Deja constancia de ello el mito griego de Adonis, hijo de la princesa Esmirna y el hombre más bello que jamás existiese. Su madre fue castigada por la diosa Afrodita que la envidiaba por su belleza, convirtiéndola en un árbol de la mirra. Esmirna, sin embargo, todavía pudo dar a luz a su bebé, que nació del tronco del árbol envuelto en olor a mirra, mientras que las lágrimas de su madre afloraban en forma de resina.

Por eso se decía que Adonis, exudaba olor a mirra.

Los Reyes Magos de Oriente

Para concluir con la simbología de la mirra acabo con el ejemplo más ilustrativo, pues de los mitos del Fénix o de Adonis puede que no sepamos mucho, pero todos conocemos perfectamente la historia de los Tres Reyes Magos.

oro, incienso y mirra

Según la tradición cristiana, fue Baltasar el que trajo la mirra a Jesús como representación de los pueblos de África. Melchor trajo oro de Europa y Gaspar incienso de Asia.

 

No podían haberse escogido mejor los regalos que estos Reyes y Magos venidos de Oriente llevaron al Mesías: Oro, Incienso y Mirra. Regalos para un Dios Padre: oro, un Espíritu santo: Incienso y un Hombre destinado a sufrir: la Mirra, que aquí simbolizaría el sufrimiento, la muerte y la resurrección.

La Mirra Hoy

Si bien ya no tiene el valor exorbitado de otros tiempos, la mirra sigue siendo un bien escaso al que todavía se le saca mucho partido.

Se vende como aceite esencial y como ingrediente en productos de medicina natural, se encuentra presente en mezclas de incienso e incluso se puede quemar sola, al natural o en varillas, siendo el ingrediente esencial de perfumes de algunas de las marcas más reconocidas, como: Fidji de Guy Laroche, KL de Karl Lagerfeld, Le Jardin de Max Factor o Mirra Ardente de Annick Goutal…

Si eres de los que como a mi, te gusta disponer, al menos, de un rato en soledad después de un día agotador: enciende una lámpara de sal, prende un poco de mirra y disfruta de ese momento.

¡Hasta otra!

 

Descárgate totalmente gratis mi ebook: “20 Símbolos de Oriente”, con 42 páginas de contenido original para sumergirte en la historia, leyendas y actualidad de los símbolos más interesantes de Oriente.

Descargar

 

Inicio

Inicio » Blog » Materias primas » ¿Qué fue de la Mirra?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te informo que los datos de carácter personal que envíes rellenando el formulario que aparece en esta página, serán tratados por Amaya Muñoz Ezcurra como responsable de esta web y estarán ubicados en los servidores de Webempresa dentro de la UE (cuya Política de privacidad de puedes consultar aquí). Todo ello legitimado con tu consentimiento. La recogida y tratamiento de estos datos personales tiene como única finalidad la moderación de comentarios. Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales dirigiéndote a la dirección de correo electrónico: administrador@goodsfromfar.com