Amuletos tibetanos caídos del Cielo: las Piedras dzi

Arrojadas al Himalaya desde los cielos según antiguas creencias tibetanas, las piedras dzi o cuentas celestiales fueron uno de los amuletos más preciados en toda Asia central hace ya tres mil años.  Sin embargo, su propósito habría caído en el olvido de no ser por los tibetanos, que han conservado las tradiciones de su uso generación tras generación.

Hoy en día se fabrican de nuevo como réplicas de las originales con diferentes calidades y técnicas para ser vendidas por todo el mundo. En esta entrada del Blog, te contaré cómo son los distintos tipos de piedras dzi, para que se usan y cuáles son las leyendas y creencias que existen sobre ellas.

Visita la sección: Objetos tibetanos para ver piedras dzi en venta

 

¿Qué son las Piedras dzi?

Las piedras dzi son un tipo de cuentas de piedra variadas, sobretodo ágatas y cornalinas, con una característica forma ovalada que están perforadas para ponerse en collares o como colgantes.  Han existido en el Himalaya y las regiones circundantes desde la antigüedad, aunque se desconoce cuál puede ser su lugar de origen concreto y hoy en día se las conoce como cuentas tibetanas.

 

amuletos tibetanos

 

Por su aspecto, lo que distingue a estas cuentas de piedra de otras, son los diseños que de manera natural o por la mano del hombre exhiben en su superficie, aunque esta no es su principal diferencia.

 

Lo que realmente hace especiales a estas piedras es que se han utilizado tradicionalmente como amuletos, en la creencia de que protegen al portador de desgracias y enfermedades, pudiendo llegar incluso a romperse en el momento en que evitan un infortunio a su poseedor.

Estos amuletos tibetanos son, junto con la mano de Fátima y el Nazar, los más antiguos que se conocen para contrarrestar el mal de ojo.

En la actualidad esta creencia sigue muy viva entre la mayoría de los tibetanos y no sólo entre ellos, ya que hay quienes han pagado auténticas fortunas por hacerse con una dzi auténtica en América, Europa y China. Una dzi original, no de las de nueva fabricación, es un objeto apreciado y sumamente caro.

 

colgantes tibetanos

Algunos famosos se han dejado ver con piedras dzi, como Sting que suele llevar consigo una piedra dzi como colgante, o Jet Li que presume de tener una buena colección.

 

Para un tibetano, una piedra dzi auténtica tiene mucho más valor que el jade o que el oro, y nunca se desprenderá voluntariamente de ella salvo en caso de extrema necesidad, dado que son herencias ancestrales irremplazables.

Historia y Leyendas

Lo que sabemos

Se sabe que cuentas de este tipo circularon por la Ruta de la Seda hace milenios y que probablemente se llegasen a usar como dinero. Muchas de estas cuentas llegarían al Tíbet a través de intercambios comerciales o como botín de incursiones, y allí se les atribuyeron poderes sobrenaturales por la antigua religión chamánica tibetana, el Bön.

A lo largo de los siglos posteriores, los campesinos tibetanos las han encontrado enterradas a poca profundidad en los campos, lo que ha dado lugar a numerosas leyendas sobre su origen y a la creencia de que muchas de ellas se originaban de forma natural o divina.

Pero lo cierto es que se han encontrado en restos de cremaciones con más de 4500 años de antigüedad y lo más probable es que algunos de los hallazgos se correspondan con restos de enterramientos o arqueológicos de otro tipo.

Recientemente, las piedras dzi fueron redescubiertas por los extranjeros cuando los lamas, que se exiliaron del Tíbet tras la ocupación china, las intercambiaron para poder sobrevivir. De este modo el interés por las piedras ha ido creciendo en los últimos años, aunque sólo a partir de los años 90 del siglo pasado se han comenzado a fabricar en China y Taiwan.

 

cuentas tibetanas

Piedras dzi modernas en un expositor típico de un comercio de objetos tibetanos.

 

Las leyendas

Hay muchos mitos que explican el origen de las piedras dzi. Por ejemplo, dado que la mayor parte de las que son encontradas presentan roturas o imperfecciones, hay una leyenda que dice que son piedras, de los tesoros de los dioses, que fueron descartadas y arrojadas a la Tierra.

Adaptaciones más modernas de este mito dicen que fue Buda, el que conmovido por las penurias de la gente, las arrojó desde los cielos para que aquellos que las encontrasen se pudiesen salvar de enfermedades, desastres e infortunios.

Otros mitos algo más extravagantes sostienen que las piedras dzi eran originalmente seres vivos, en unos casos se dice que eran serpientes cuyos cuerpos se convirtieron en cadenas de cuentas, en otros que fueron moluscos del primitivo mar que existió en lo que hoy es el Himalaya y en otros que se trataban de insectos petrificados.

 

ágata tibetana

Un claro ejemplo de ágata sin tratar que se ha empleado como piedra dzi en un collar.

 

Hay otras muchas leyendas y cuentos que explican el origen de estas piedras, lo que indica la importancia de estas en la cultura tibetana.

Tipos

Hasta su fabricación moderna de forma masiva, cada cuenta dzi era única, con infinidad de variedades en sus colores y diseños. Aun así las piedras dzi se pueden clasificar según sus orígenes o sus dibujos de la siguiente manera:

Auténticas o naturales

Son aquellas que no han sido coloreadas de ninguna manera. Son pequeñas ágatas o cornalinas erosionadas o pulidas artificialmente que muestran sus vetas de colores naturales en la superficie formando dibujos. Estas son las cuentas que las tradiciones tibetanas consideran como un regalo divino y a las que mayores poderes se les atribuyen.

Menores o Chong Dzi

Para los tibetanos una Chong Dzi es cualquier dzi manipulada cuyos dibujos se realizaron en la antigüedad, o en la actualidad por los pocos artesanos que todavía saben hacerlo (normalmente de Nepal o la India). Estas piedras están pintadas con círculos (ojos) y otros patrones geométricos además de resaltar sus colores naturales. Es un misterio como hace ya varios milenios, se pudieron grabar las piedras sin agrietarlas y romperlas, pues las técnicas actuales implican calentarlas al vacío. Las Chong dzi también se consideran amuletos con poderes reales.

 

cuentas tibetanas

Un colgante con una cuenta tibetana que muestra el apreciado diseño de los nueve ojos y un grupo de piedras Chong dzi rayadas de cornalina auténticas.

 

Modernas

Se desconoce mucho acerca de la fabricación de piedras dzi en un período muy extenso de la historia debido a la falta de yacimientos arqueológicos en el Tíbet,  así que hay un gran desconocimiento de la continuidad de su fabricación hasta nuestros tiempos, que en cualquier caso debió de ser muy reducida.

Nalo-Dzi

Sin embargo a finales del siglo XIX se produjo un caso muy curioso, cuando un magnate austríaco trabajó, con mucha calidad, cientos de imitaciones que vendió a los tibetanos. Estas piedras falsas hoy son una rareza y valen como objeto de colección.

Actuales asiáticas

En los treinta años que llevan haciéndose nuevas piedras dzi por fabricantes chinos, las técnicas han evolucionado mucho. Las primeras imitaciones se hacían de resina, porcelana o incluso madera rellena de plomo y aunque se siguen realizando imitaciones baratas sobre todo de vidrio coloreado con láser, ya se hacen también de auténtica ágata y cornalina.

 

cuentas tibetanas

Ver en Amazon Ver en Ali Express

Se pueden adquirir muy fácilmente piedras dzi de nueva fabricación procedentes de China o Taiwan, solas o como parte de collares o malas como los ejemplos de la imagen. La producción en serie y el coste relativamente barato de la piedra de ágata hacen estas piezas asequibles para la clientela occidental.

 

Es importante resaltar que cuando una piedra reúne las características de calidad suficientes, se considera que todavía tiene potencial para convertirse en un verdadero amuleto siempre que, por ejemplo, sea bendecida por un lama o que se porte en una peregrinación a un lugar sagrado.

Además, dicen que hay una ventaja respecto de tener una dzi de reciente fabricación, y es que ésta se encontraría limpia del karma de dueños anteriores…

Diseños y patrones

Se dice que según el diseño que presenta la piedra ésta tiene un poder intrínseco diferente, sea como fuere, los diseños más comunes son:

  • Ojos. Entre uno y doce, más de doce ojos se considera una falsa imitación. Hay sitios donde se explican diferentes propiedades de las piedras según el número de ojos, pero puede que sea un invento moderno. Lo que es seguro es que el ojo fue el primer dibujo que se hizo sobre estas piedras justamente para combatir al mal de ojo.
  • Diamante. Aquellas que presentan rombos en sus dibujos.
  • Flores de loto. Dado el significado de esta planta en el budismo, son muy apreciadas, sobre todo cuando se dan de forma natural.
  • Dzi de la longevidad o Tortuga. Su diseño recuerda al caparazón de una tortuga, lo que se asocia con la longevidad de este animal que otorgaría a su dueño.
  • Tigre. Aquellas piedras con rayas negras y blancas.
  • Diente de Caballo. Parecido al tigre salvo que sólo tiene una raya.
  • Ojo de Cabra. Muy apreciadas y buscadas, con dos círculos concéntricos, blanco el exterior y marrón el interior.

piedras dzi

En este collar, dos piedras Diente de Caballo flanquean a una de Tigre. En la piedra de la izquierda se puede ver que falta un pequeño trozo, seguramente debido a una limadura para extraer su polvo con fines medicinales.

 

También hay otros diseños no catalogados que pueden resultar muy codiciados por su rareza o semejanza a figuras u objetos.

Propiedades místicas

Además del poder de protección que ya hemos visto que se atribuye a las piedras dzi, hay que decir que en el Tíbet tienen muchos otros usos místicos, entre los que estarían: la fabricación de malas (rosarios budistas) especiales, su empleo en rituales tántricos avanzados de los que poco se sabe o el uso de su polvo en recetas de medicina tradicional tibetana.

Y esto es todo por hoy. Ya sabes, si quieres añadir algo te espero en los comentarios, hasta otra!

 

¿Te ha gustado esta entrada?

Suscríbete para que te avise de nuevos contenidos similares y te cuente otras cosas interesantes que no se publican en el Blog.

Responsable del fichero: Amaya Paula Muñoz Ezcurra. Finalidad: envío de publicaciones  y correos comerciales. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: los datos serán guardados por Mail Chimp, acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Podrás darte de baja de este servicio y ejercer en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndote a: administrador@goodsfromfar.com

 

Subir

Inicio » Blog » Otros » Amuletos tibetanos caídos del Cielo: las Piedras dzi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te informo que los datos de carácter personal que envíes rellenando el formulario que aparece en esta página, serán tratados por Amaya Muñoz Ezcurra como responsable de esta web y estarán ubicados en los servidores de Webempresa dentro de la UE (Cuya Política de privacidad de puedes consultar aquí). Todo ello legitimado con tu consentimiento. La recogida y tratamiento de estos datos personales tiene como única finalidad la moderación de comentarios. Podrás ejercer en cualquier momento tus derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales dirigiéndote a la dirección de correo electrónico: administrador@goodsfromfar.com